martes, 27 de diciembre de 2011

Un final feliz para el padre desesperado


Hace unos días un padre pegó 200 carteles por Santiago de Chile; buscó por la mayoría de las tiendas de Santiago en busca de la princesa, sin éxito. Hasta que, después de pegar los carteles por la Alameda, recibió un llamado de una mujer anónima indicándole que aún quedaban princesas en una tienda, a lo que fue inmediatamente para encontrarse con que no habían. Aunque su decepción cambió a esperanza cuando la encontró bajo una góndola con la ayuda de una empleada de la tienda.
Hoy el equipo de EquestriaNet logró contactar a Rubens Hidalgo (el padre) para preguntar unas cuantas cosas.

Se le había ocurrido la opción de comprarla por Internet (Amazon), pero la necesitaba para navidad, así que no podía utilizarlo debido a que el tiempo de despacho la haría llegar después de Navidad.
Confirmó que él fue quien respondió en la noticia anterior.
Su hija se puso muy feliz después de recibir a la Princesa Celestia, fue el último regalo que recibió.
Él mismo retiró los carteles que pegó después de encontrar el juguete. Aunque no todos, sólo los que pudo.
Muchas niñas del colegio de su hija están "en la onda de my little pony".
Él ve también My Little Pony con su hija en Discovery Kids, dice que le gusta y que veía las generaciones anteriores cuando era niño.
Encontró EquestriaNet buscando en Google "Princesa Celestia".
Leyó sólo un par de noticias más aparte de la suya, le pareció "muy entretenido para ser adultos".
Nunca ha visto un capítulo en inglés.
En fin, es un caballero muy simpático.

10 comentarios:

  1. Si todos los padres fueran así...

    ResponderEliminar
  2. Yo me leí esa noticia, decía que Celestia "lesera" no tenía niun brillo y creo que eso es verdad xD

    ResponderEliminar
  3. Ahora está entre ser una persona normal o seguir el camino de un Brony

    ResponderEliminar
  4. SI lo vio desde pequeño entonces...

    ResponderEliminar
  5. Lucky: El Primer Pony Macho1 de enero de 2012, 7:15

    Yo tambien me vi algunos cap. del G1, tenia 4 o 5 años en ese tiempo y le comprendo, yo pase casi por lo mismo.

    ResponderEliminar